Semana Friki – Top 5 de Películas Stop Motion

“Los cuentos de hadas superan la realidad, no porque nos digan que los dragones existen, sino porque nos dicen que pueden ser vencidos.”

― G. K. Chesterton

Por que todos llevamos un friki dentro, en la Semana Internacional de Orgullo de este género que se inició con el aniversario de la famosa saga de Star Wars en 1977, les preparé este TOP de las 5 películas de stopmotion que cualquier adulto con alma de niño, apasionado por la fantasía obscura y el cine no se debe perder.

  1. El extraño mundo de Jack. (1993)

Aunque se piensa que la dirigió el obscuro y emblemático cineasta Tim Burtón no fue así, la película fue concebida y escrita por él, tomó parte en la producción pero fue Henry Selick ( también dirigió Jim y el Durazno Gigant, Coraline y la puerta secreta) el director que llevó a Jack Skellington a querer apoderarse de la navidad aburrido del quehacer en la Ciudad Halloween para después re enamorarse de su papel como Rey de la Obscuridad o Rey Calabaza.

Un elemento que es necesario mencionar es la música de la película creada por Dany Elfman amigo y aliado de Tim quien dio la voz a nuestro protagonista. Un dato muy interesante de la película es que se dice que por cada minuto de animación hay una semana de trabajo pues se crearon más de 400 cabezas intercambiables para el personaje de Jack, habían más de  230 decorados, la producción utilizó 19 foros y 227 marionetas. Tardaron 3 años en completar la película y recaudaron más de 80 millones de dólares.

2. Mary and Max

Una de mis películas favoritas, relata la amistad que se crea por correspondencia entre una niña australiana de 8 años y un hombre de 40 con síndrome de Asperger que vive en Nueva York. Es una hermosísima narrativa que invita a ver la vida desde el punto de vista inocente de estos dos personajes.  Adam Elliot es el director, originario también de Australia nos regala este filme lleno de amor y de lecciones de vida que no paran de enternecernos. La película tardó 5 años en completarse, Adam ganó el Oscar con Mary and Max, sin embargo no tuvo tanto éxito en taquilla, este es el claro ejemplo que no todo lo popular es de calidad. Se invirtieron más de 8 millones de dólares australianos pero no ganaron más de 1.5 millones de dólares en los cines del país.  Una de las películas mas tristes y conmovedoras de stopmotion. Un must en lista para la semana del orgullo friki.

3. James y el Durazno Gigante

En un escenario de nostalgia y aventura, todo ser que creció en los 90s recuerda este filme  que tiene la porción perfecta de fantasía y realismo. Una vez más Henry Selick como director y Tim Burton en la producción, nos regalan este mensaje de esperanza. Basada en el libro homónimo de Ronald Dahl, cuando todo va mal para el pequeño Jim, el destino le presenta unos peculiares amigos de aventura y una nave nada usual que creció enormemente en su jardín, ahora lo ayudará a viajar por cielo mar y tierra. Y se convertirá en la casa temporal de Jim y sus amigos. Un viaje al pasado, a nuestra fantasía cuando crecimos y nos preguntamos si de verdad podríamos tener también un durazno gigante.

4. Coraline y la puerta secreta

Nuevamente Henry Selick se posiciona como director de esta categoría, esta vez basados en la historia de Neil Gaiman, Coraline y la puerta secreta narra la historia de una niña que se muda a una nueva casa, se siente sola y aburrida ya que sus padres se encuentran inmersos en el trabajo.

En la nueva casa descubre una puerta secreta y decide explorarla, tras ella, cae en un universo paralelo donde las diferencias y similitudes con su realidad tienen un reto para la valiente Coraline que siempre muestra un espíritu testarudo a la hora de confrontarse con el malévolo ser que vive en ese universo.

La banda sonora es perfecta pues nos mantiene siempre en la atmósfera de suspenso y fantasía obscura. ¿Sabían que nuestra Ximena Sariñana es la voz de Coraline?

5. Frankenweenie (2012)

Otra obra de arte del stopmotion es Frankenweenie. Es momento, ahora sí del redoble para Tim Burton. Es una película un tanto autobiográfica que se basa en un cortometraje homónimo realizado por el mismo director. Cuando se estrenó la película muchos consideraron “gastado” y simple el estilo de Burton, sin embargo él asegura que quiso recrear la atmósfera de los clásicos del cine. El protagonista es Víctor Frankenstein, un estudiante de secundaria, y su perro llamado Sparky. Cuando un auto atropella a Sparky, el niño no sabe qué hacer. En el colegio, su maestro de ciencia demuestra cómo la electricidad activa el sistema muscular en una rana muerta y Víctor de inmediato hace la relación con su perro fallecido. Entonces recrea a su escala y con instrumentos de cocina su laboratorio para revivir a su fiel amigo. ¿Qué pasará cuando sus excéntricos compañeros de clase se enteren de que el experimento de Victor funcionó y además quiere ganar la feria ciencia?

Para esta semana del orgullo friki, toda fantasía es posible. ¿Cuál va a ser tu maratón de películas para esta semana? Compártenos en los comentarios cuales son tus favoritas de StopMotion.